sábado, 1 de abril de 2006

¿Hacen falta más médicos en Santiago?

Publicado por El Liberal

Opiniones de los presidentes del Colegio y del Consejo profesional

La mayoría de los médicos que trabajan en Santiago del Estero ejerce su actividad profesional en el conglomerado urbano Santiago-Banda, mientras que en el resto de la provincia existen lugares en los que se necesita con premura la atención de un profesional. Al parecer, se trata de un problema de mala distribución, pero ¿hacen falta más médicos en la provincia?
Las opiniones son disímiles. Mientras para el presidente del Colegio de Médicos, Dr. José Benjamín Coria, se necesita una mayor cantidad de médicos para atender las demandas de la población; para el presidente del Consejo Médico, Dr. David Jarma, el número de profesionales es suficiente aunque hace falta una mejor distribución en función de la complejidad que presenta el territorio provincial.
“Es importante que quede claro que la cantidad de médicos que hay es suficiente. En Santiago del Estero tenemos 2000 profesionales matriculados. Una cantidad suficiente conforme a la cantidad de habitantes que tiene la provincia. Lo que no está bien es la distribución de estos profesionales, porque un 75% de ellos están radicados en capital y Banda. Entonces tenemos en el interior zonas donde hacen falta médicos y la cobertura de distintas especialidades”, aseveró el doctor Jarma.
Según indicó, sólo el 40% de los 2000 matriculados tiene alguna especialidad certificada. Por esta razón, explicó, en el interior de la provincia “no sólo hacen falta médicos sino coberturas en distintas especialidades, sobre todo de las de mayor interés que son las básicas: cirugía, obstetricia, clínica, ginecología, pediatría, y medicina familiar. Nosotros tenemos un proyecto para mejorar la distribución de los profesionales y el asentamiento de los especialistas en los lugares donde realmente hacen falta”.
“Nuestra ley establece en cuanto a la certificación de la especialidad, la exigencia de cinco años en el ejercicio para poder rendir la especialidad, salvo que hay una cláusula transitoria que puede tener tres años en el ejercicio con residencia completa, en tanto y en cuanto complemente los dos años restantes en algún lugar en el interior con radicación allí. Esto no es importante sólo en cuanto a la cobertura, sino también para un profesional joven que necesita trabajar y que tiene trabajo médico asegurado y para nuestra gente que va a tener especialistas capacitados en el interior que va a poder resolver sus problemas”, sostuvo.
Por su parte, el doctor Coria consideró que la cantidad de médicos “no es suficiente” y explicó que la provincia “tiene una realidad socioeconómica distinta a cualquier tipo de coeficiente o porcentaje que se maneje a través de la Organización Mundial de la Salud o la Organización Panamericana de la Salud”, que establecen un promedio de un médico cada 600 habitantes.
“La realidad aquí es que necesitamos en mayor cantidad de profesionales de la salud, auxiliares y técnicos de todas las carreras sanitarias. Mientras más sean, uno puede dar un mayor servicio. En los hospitales, si habla con cualquiera de los directores, va a ver que es insuficiente el personal que tiene, no sólo de médicos, sino también de enfermería, hay servicios críticos como las terapias, la neonatología, y los profesionales tienen que cumplir turnos de 24 horas, cuando en países con sistemas de salud más avanzados, los médicos cumplen ocho horas. En el servicio si hay tres médicos le puedo asegurar que se necesitan seis o el triple”, opinó.
Añadió que la geografía de Santiago “es muy vasta y grande, y la población está dispersa; hay lugares que están a 400 kilómetros de la Capital. Hay algunas postas o servicios médicos o algún médico radiante, pero es insuficiente esto. Entonces no es una distribución de acuerdo con la geografía y a la situación socioeconómica de toda la provincia, los médicos de Capital y Banda deberían trabajar en el interior, Debería haber una política desde las instituciones, tanto del gobierno como de las prestadoras de servicios para producir las situaciones como para que todos aquellos médicos nuevos especializados que vienen, tengan un área no sólo en la Capital sino en el interior de la provincia”.
En relación con la apertura de nuevas facultades de Medicina, el doctor Jarma consideró que “suena más a demagógico que a un planteo serio y estratégico porque lo que dijo Favaloro en los 80 y lo repitió en los 90, y hoy tiene más vigencia que nunca: no hacen falta más facultades de Medicina; sí hace falta mayor esfuerzo en la capacitación de posgrado y poder brindarle mayor trabajo médico a nuestros médicos”
“Santiago, a pesar de todo lo que se viene haciendo en materia de posgrado, todavía no es suficiente, hay que incrementarlo, y las tareas de grado universitario demandan una infraestructura hospitalaria que nuestra provincia hoy no dispone. Nosotros pensamos como piensa la Asociación Médica Argentina y todas las organizaciones y consejos federales, que no es necesario en este momento porque la oferta médica es importante. Están egresando entre las universidades públicas y privadas anualmente en la Argentina alrededor de seis mil médicos. Y solamente tienen posibilidades para capacitarse en un sistema como el de residencia entre el seis y el diez por ciento. Entonces, ¿cuál es el sentido de producir masivamente médicos si después no va a haber posibilidades de ofrecerles capacitación y mucho menos trabajo?”, se preguntó.
El doctor Coria, en tanto, se mostró complacido por la apertura de nuevas facultades en las que se pueda estudiar Medicina, ya que “todo lo que eleve el nivel de cultura y de calidad de vida de la gente bienvenido, que se abra todo el que sea posible. Pero a la vez que se abren centros de formación de médicos, el Estado también tiene que velar que cuando esa gente salga tenga los caminos necesarios para que no sea mano de obra desocupada”.
“El Estado se tienen que sentar a hablar de una vez por todas sobre qué política de salud va a haber. Si usted me dice para la situación socioeconómica del país, lo que mejor anda en un sistema solidario, universal, integral para el habitante argentino, es un sistema mixto, a donde tienen que compartir responsabilidades y obligaciones la parte privada como pública. No estamos en condiciones de que sea privado solamente como en algunos países del Primer Mundo, ni tampoco estamos para que todo sea público. Nos va a llevar un tiempo decidirnos entre lo público y lo privado, mientras tanto hay que hacer una política, por lo menos a diez años, de decir la inserción de la parte pública es ésta, la de la privada es esta otra”, concluyó.
---.---

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario ten en cuenta que no se permitirán comentarios que:

- posean links promocionando páginas y/o sitios.
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Ni este Blog ni su autor tienen responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

Este Blog y su autor se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.