viernes, 14 de julio de 2006

Premios y castigos, una forma de crear conducta

Editorial de El Liberal.

Uno de los grandes desafíos de la actual gestión de gobierno provincial es conseguir que los santiagueños empiecen a ser protagonistas activos y comprometidos en este proceso de cambio que todos persiguen. Y para ello será necesario modificar algunas conductas nocivas, como es la evasión impositiva y la falta de pago de los créditos que el mismo Estado ofrece para ayudar a sectores como el agropecuario que continuamente reclama asistencia financiera.
Lo lamentable es que son pocos los que muestran voluntad de devolver el dinero que en definitiva será redistribuido en futuras campañas, para apuntalar un proceso que debería ser autosuficiente.
Por eso es importante la decisión del Ejecutivo, de otorgar premios y castigos a quienes accedieron a los beneficios del programa Pro Agro, que en la última campaña algodonera destinó alrededor de $ 3,6 millones en créditos, de los cuales tan sólo fueron reintegrados $ 200.000, aunque es justo aclarar que $ 1,6 millones no serán devueltos debido a las pérdidas sufridas por decenas de productores agropecuarios a causa de problemas climáticos, pero todavía quedan $ 2 millones dando vueltas y que también están muy comprometidos, porque hubo una fuerte sequía que afectó algunos cultivos en la zona de secano, y en consecuencia los productores no tuvieron la rentabilidad esperada.
De todas formas, queda un importante margen de agricultores que cosechó y obtuvo importantes ganancias, pero aún así no pagaron los créditos.
Por esta razón, el gobierno resolvió para la campaña algodonera 2006/2007 dar premios y castigos acordes al porcentaje de devolución que tuvieron los productores del crédito Pro Agro en la última temporada. De esta forma se pretende apuntar especialmente a mejorar la devolución en el segmento de los mediados productores.
Es probable que esta decisión provoque la reacción de algunos sectores, pero en ocasiones es necesario tomar medidas severas y que éstas sean respaldadas por las organizaciones que agrupan a los productores, porque así como antes hicieron flamear sus banderas en reclamo de ayuda para el sector, ahora deben levantarse para que sus representados cumplan con la palabra empeñada y se sumen con seriedad al proceso de cambio que tanto pedían.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario ten en cuenta que no se permitirán comentarios que:

- posean links promocionando páginas y/o sitios.
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Ni este Blog ni su autor tienen responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

Este Blog y su autor se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.