sábado, 17 de noviembre de 2007

Retenciones y enojo

Hace una semana leía, en la revista El Productivo, el tema de las retenciones. El asunto fue y es tratado ampliamente por casi todos los medios, especialmente aquellos que tienen secciones o productos informativos orientados a lo agropecuario. Así es que medianamente uno está informado, se puede decir.

De todas maneras, uno quiere saber que opina el productor. En estos días me encontré con más de un amigazo, de esos gauchos en serio, que viven del campo y su trabajo, y todos estan más que calientes. Y no por el sol santiagueño que pa'estas épocas medio que ya pica por demás. Estan calientes por el sol y las retenciones; ellos las llaman la metida de mano en el bolsillo.

Esta mañana tomando un café uno de los changos decía que estaba más que decepcionado. Y si no finjense, no son pocos los que después de mucho trabajo y hacer correctamente las cosas, logran participar de las exportaciones. A estos señores trabajadores que siembran soja, les retendrán un 35% de las ganancias, a eso hay que sumarle los impuestos internos y otros gastos. La cosa es que para darse una idea, voy a repetir lo que ellos dicen "si sacas cuatro camiones del campo, casi dos son para el gobierno".

El hecho es que el Estado nacional va a recaudar con la cosecha del año próximo con la suba de retenciones funcionando a pleno, “entre US$ 1500 a US$ 2000 millones más a los precios actuales por trigo, maiz soja y girasol. O sea que serán en total para 2008 ingresos por unos US$ 7500 a US$ 8000 millones contra los US$ 6000 que se preveían”(1), señaló la semana pasada el economista y analista de mercados, gerente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) Carlos Etchepare.

Los amigos productores de Santiago señalan que están en mayor desventaja aún que otros de provincias más cercanas a los puertos, como Santa Fe y Buenos Aires. "Aquí tenemos mayores costos, es mayor el flete, son mayores los riesgos y menores los rendimientos", comparados con esas provincias, me decía Alberto. Y agregó "con esto, con esta reducción de nuestros márgenes, la reinversión queda comprometida".

Rodolfo y Juan Carlos comentaron que para esta campaña, la siembra ya está decidida y la mayoría aunque le cambien los número, va a sembrar. El gran tema será que pasa con la próxima, que seguramente estará influenciada a partir de los resultados económicos de ésta. "Si no dan los números habrá que ponerse a hacer otra cosa, ayer andaban diciendo en la Cámara Algodonera que el algodón vuelve a ser un buen negocio...¿Que quieres que te diga?... tenemos que evaluar seriamente que hacemos, y que resulte un negocio rentable", recalcó Juan Carlos.

Negocio rentable, esa es la clave, señalaron todos. En lo personal pienso que habrá que sincerar posiciones entre el gobierno y los productores. "Cuentas claras conservan la amistad" esa es una realidad, se tienen que rendir cuentas claramente. Gran cosa será que el gobierno gaste menos y administre mejor.

Esta mañana leímos que el nivel de preocupación local es importante, el Nuevo Diario informa que "el diputado provincial Castor López presentó un proyecto de comunicación, a tratarse el martes próximo, en la sesión de la Cámara de Diputados, y mediante el mismo solicita al Gobierno nacional el análisis de la posibilidad de la reducción de las alícuotas de los derechos de exportación, denominados “retenciones” de los granos cultivados en la provincia, en forma proporcional al diferencial de incremento de los costos de producción y de fletes de transporte a puertos de exportación".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario ten en cuenta que no se permitirán comentarios que:

- posean links promocionando páginas y/o sitios.
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Ni este Blog ni su autor tienen responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

Este Blog y su autor se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.