viernes, 29 de agosto de 2008

Sequía, otro testimonio

El presidente de Sociedad Rural de Bandera, dijo que una de las zonas más afectadas es del sudeste.
Publicado por Nuevo Diario Web

Comentó que las vacas “se caen por la debilidad” y algunas “mueren por la falta de agua”.

El histórico fenómeno de la falta de lluvias en Santiago está afectando gravemente al campo y por lo tanto se ven afectados los productores y sus animales. Para hablar sobre esta terrible situación, el presidente de la Sociedad Rural de Bandera, Omar Chiatti, participó del programa Actualidad Política. En primer término dijo que “este problema es una gota más de todas las que tenemos”. Asimismo reveló que “no es el primer año que sucede esto (falta de lluvias), ya que desde hace tres o cuatro años que la lluvia viene mermando en nuestra zona”. El productor recordó que las últimas grandes lluvias que se produjeron para esta época “fueron en 2003 y 2004, ya que en 2005 y 2006 llovió menos y el año pasado a nosotros nos empezó a llover recién en diciembre, por lo que logramos hacer soja y maíz de segunda”. Chiatti añadió que “en 2007 no hubo trigo y no había los verdeos de invierno que sirven para engordar la hacienda, y la alfalfa también empezó a mermar”. “Todo esto arranca desde una situación económica difícil, y se suma a la gran complicación de sequía de la que nadie se podía dar cuenta de que íbamos a quedar con un bajo perfil de humedad, lo que generó que el ganadero hoy en día esté destruido”.

Esta situación también se extendió a la zona de Selva y Chiatti contó que “los productores desde el año pasado que intentaban hacer una mayor reserva de pasto, lo cual demanda muchos gastos”.

Por esta falta de lluvias los campesinos y productores van al río más cercano en busca de agua para su campo y sus animales. Pero no todos tienen un río o un canal cerca (como los de esta zona sur), por ello es que “tienen que acarrear agua y no dan a basto, debido a que algunos tienen el campo a 10 kilómetros del río. Las vacas se caen por la debilidad, porque no hay pastura y en algunos casos se mueren porque no hay agua”, reveló el productor. En este marco dijo que las fuertes heladas del invierno y ahora la sequía generaron que hoy en día el paisaje que se observa sea totalmente amarillo.

Al recordar cómo era antes para esta época del año, cuando llovía en cantidad, Chiatti contó que “teníamos los merilotes que tapaban la vaca, la avena tenía 50 centímetros de alto, como así los centenos, que nos permitían engordar la hacienda y reproducirla (algo que hoy en día no se puede hacer)”.

Finalmente, Omar Chiatti recalcó que “la situación es desastrosa y no se están tomando las medidas necesarias para ayudar a los productores. El Gobierno debería convocar a las entidades y los productores, para sentarse a hablar y tener en cuenta esta grave problemática que está atravesando el campo”.(Nuevo Diario Web).

lunes, 11 de agosto de 2008

Inusual cierre y cambio de locales comerciales en el centro de Santiago

Publicado por Nuevo Diario Web


El presidente de la Cámara de Comercio e Industria analizó la situación

Algunos cerraron definitivamente y otros se trasladan a zonas más alejadas por el incremento de alquileres o modificaciones edilicias.

La zona comercial del microcentro de la ciudad, en el último mes comenzó a sufrir una importante modificación debido a que muchos comercios, incluso algunos tradicionales, empezaron a cerrar sus puertas, para trasladarse a zonas aledañas o dar por terminada su actividad.
El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Santiago del Estero, contador Juan Carlos Bianchi, remarcó que dicha situación se acentuó en los últimos tiempos, ya que se produjeron importantes modificaciones inusuales porque “hace 25 ó 30 años un negocio podía permanecer en el mismo lugar por muchos años, sin tener problemas con los alquileres, a diferencia de ahora”, ya que, según precisaron algunos comerciantes, los incrementos son muy altos.
Pero ello no es la única razón por la que los comercios se trasladan o cierran, “muchos deben hacerlo para realizar refacciones en los locales o también el hecho de que muchas veces los propietarios piden el salón para realizar otros contratos por tiempos más prolongados o bien utilizarlos de manera particular”.
También consideró que muchos propietarios de salones de grandes dimensiones, “deciden dividirlo para poder obtener mayores réditos económicos”.
En todo este contexto, si bien la suba de los alquileres es algo constante “no hay forma de defenderlo porque es una puja entre la oferta y la demanda, ya sea porque el propietario tiene una falsa impresión del nivel de venta y por eso comienza a aumentar el alquiler y el comerciante empieza a desesperarse y pensar que quedará sin un lugar privilegiado y deberá pagar el doble del alquiler y por ello comienza a buscar un lugar a donde trasladarse”. Y eso es una cadena que se va repitiendo, porque empieza la puja que perjudica al comerciante que debe cerrar o irse a un lugar alejado.

Inflación
Bianchi remarcó que sin dudas todos esos problemas son producto de la inflación, que se produjo en todos los ámbitos, lo que perjudica a todos los sectores, “porque al estar tan alta y los sueldos tan bajos, se produce una importante caída del consumo, a pesar de que los santiagueños son muy consumistas”. Como ejemplo resaltó que actualmente “el 90 % de las ventas que se hacen en Santiago se realizan a través de los plásticos, ya que la gente destina el dinero para cubrir deudas, luego comienza a pedir préstamos tratando de ayudarse con recursos que no son genuinos, pero incrementando la cantidad de deudas”. Por ello remarcó que una posible solución es que todos los sectores del país se junten para tomar medidas serias “para que el tema de los precios se aquiete un poco, porque todo esto desemboca en una situación insoportable para la sociedad, provocando que muchas veces los consumidores se queden sin márgenes para sacar préstamos”. Nuevo Diario Web.