martes, 21 de abril de 2009

Panorama económico agropecuario pesimista

Vacas Flacas
Lamentablemente las opiniones de los productores y de los dirigentes de las entidades intermedias que representan a los productores no es muy buena a la hora de señalar el panorama que se viene.

Hoy en un diario local publican una nota a Omar Chiatti, dirigente de la Rural de Bandera y de la FAAS, donde se informa diciendo que "la situación es crítica a tal punto que la campaña 2008/09 está perdida en un 80 por ciento y quien tenga dudas puede comprobarlo con los sembradíos en malas condiciones".

Esto se suma a lo que se viene informando en los medios que tratan temas del sector agropecuario. Hace unos días nos hacíamos eco de la noticia que la siembra de trigo en Santiago, podría convertirse en la peor en los últimos 15 años. También comentábamos sobre la importante merma en los rindes de la soja debido, principalmente a la sequía por la que se viene pasando.

Hace unos días se conocieron datos y proyecciones de la Unidad de Investigación y Desarrollo del CREA, que indican que también el Maíz y el Girasol podrían caer un 50% en la campaña 2008-09, debido a la disminución del área sembrada por los altos costos de siembra y el menor uso de tecnología.

La ganadería fue una de las actividades más golpeada por la sequía, y no está teniendo un buen arranque de año, la mayoría de los campos, por falta de agua no tienen buenos pastos y se han visto en la necesidad de achicar la carga animal. La venta de vientres es impresionante y se acentúa la caída en la producción de terneros.

Se está en una situación similar, pero más complicada que el invierno de 2007, faltan las pasturas, las pocas reservas están al límite, y ya cansados de acumular problemas, muchos ganaderos comenzaron a deshacerse de la hacienda para quedarse con muy poco. Los tambos y la lechería no tienen resueltos sus problemas de fondo y sigue enfrentando una situación crítica.

En le plano inmobiliario rural, la cosa no es muy distinta, hay una oferta importante pero las escasas compras de campos son "cuestiones de ocasión". En cuanto a los arrendamientos, se indica que los alquileres bajaron de US$150 a US$100 y menos la hectárea, y se negocia a riesgo compartido.

Otro tema que no se publica pero se comenta mucho, es la importante y creciente tasa de morosidad que hay en todos los sectores, generado por el importante nivel de endeudamiento que tiene gran parte de la población. Esto se ve reflejado en la caída de las ventas en todos los sectores.

E síntesis, nivel local, la fuerte baja de la producción agropecuaria genera baja o nula disponibilidad de recursos por parte del productor, con la consecuente caída en los ingresos para los proveedores, contratistas, camioneros, acopios y todos los que de una u otra manera dependen de la actividad agropecuaria. Un muy feo panorama.

La crisis económica que se vislumbra, tiene su base también en una crisis de confianza producto de la incertidumbre y los malos resultados que se están dando. Un problema serio, que no se debe soslayar. No son pocos los que señalan que hoy en Argentina estamos en recesión, y para peor con un modelo económico que ya estaba agotado antes de llegar a esa situación.

Aunque se reconocen algunos esfuerzos gubernamentales locales, ese apoyo no alcanza, desde el sector agropecuario se reclama de manera importante un fuerte cambio de la política hacia el campo, el reclamo es por una política agropecuaria a largo plazo.

Aunque las distintas entidades informaron que la Mesa de Enlace del sector mantendrá esta semana una serie de reuniones con las primeras líneas de partidos de la oposición para discutir reclamos del sector y la posibilidad de incluir candidatos en sus listas, el pesimismo y hasta la desesperación amenaza la paciencia de los productores que a pesar de todo aún tienen la esperanza de salir adelante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario ten en cuenta que no se permitirán comentarios que:

- posean links promocionando páginas y/o sitios.
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Ni este Blog ni su autor tienen responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

Este Blog y su autor se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.